"Porque el éxito se puede Programar" ...

21
Ene

0

¿Por qué un Consultor ABAP no logra alcanzar el éxito económico ?

Vamos a empezar por aclarar las cosas, todos estamos aquí por dinero, por mucha pasión que nos pueda generar la informática, programación, o la tecnología en general, necesitamos pagar las facturas mensuales, y para ello necesitamos salir a trabajar.

Dichosos sean todos aquellos que pueden trabajar en lo que les gusta o apasiona, pero eso no impide que tengamos que velar por nuestros intereses económicos.

Si tu objetivo no es ganar el dinero necesario para tu sustento y para llevar un nivel de vida digno para ti y tu familia, lo que leerás a continuación no será de tu interés.

Si por el contrario, te interesa entender que es lo que te impide tener éxito económico con tu profesión, sigue leyendo.

La vieja forma de hacer las cosas…

El mantra más común de la mayor parte de la generación de nuestros padres fue el de estudiar mucho, para conseguir un buen empleo en una gran empresa, y hacer carrera laboral allí para toda la vida, hasta la edad de jubilación.

Este mantra es el que ellos conocieron, heredado de nuestros abuelos, y es el mismo que nos han traspasado a nosotros, por lo que te puedo asegurar que 9 de cada 10 personas que lean esto, se habrán unido a una empresa como uno más de su plantilla (bajo la figura de empleado), y de esos nueve, 7 seguirán trabajando como empleados, en la misma empresa o en otra, pero como empleado en plantilla, con sus beneficios, pagas extras, y la seguridad que otorga el cobrar una nómina quincenal o mensual, según donde te encuentres.

Total, eso fue lo que nos enseñaron, a buscar la seguridad laboral ….

El propio sistema social nos empuja día tras día a perseguir esta “seguridad laboral”, y los Consultores ABAP no somos ajenos a ello. Se nos empuja casi a diario desde nuestro entorno más cercano a buscar entrar en una gran empresa de consultoría, y una vez dentro, adoptar la filosofía corporativa para hacer carrera dentro de la misma e ir ascendiendo en su organigrama empresarial.

Muchas veces conseguimos “ese puesto de trabajo” en una ciudad grande, con alto costo de vida pero con unas condiciones económicas que compensan ese gasto y nos permite vivir bien, además de la promesa de aspirar a ir aumentando nuestro status social a medida que vamos ascendiendo dentro de la compañía.

Otros incluso tienen la suerte de encontrar trabajo en su propia ciudad natal, en la cual, aunque el sueldo pueda ser menor – si se trata de una ciudad pequeña – , el coste de vida estará compensado con otros “beneficios” como el vivir en casa, en la región donde ha transcurrido toda tu vida y en donde se encuentra todo tu entorno tanto familiar como de amistades.

Además, la idea de haber conseguido un trabajo para siempre, que nos permita planificar nuestra vida social y familiar en torno a la ubicación física de este trabajo, con la promesa de recibir nuestro sueldo al final de cada mes, alguna paga extra al final de cada año, y una jubilación al final de nuestra vida laboral,  es muy tentadora, muy atrayente, y de la que es muy difícil salir a menos que tengas una muy buena razón de peso para ello, ya que no solo tendrías que luchar contra ti mismo, sino contra tu entorno cercano, familiares y amigos, que te “empujarán” a no “cometer ninguna locura” ni “arriesgarte”.

Este es el modelo económico que ha venido funcionando por al menos dos generaciones y que aún resiste, aunque ya está dando muestras de flaqueza que se pueden resumir en dos puntos claves:

  1. En líneas generales, este es un modelo que tiene sus días contados, ya que alcanzó el tope de su viabilidad, lo detallo en profundidad en este otro post.
  2. En lo que respecta a la consultoría, ya vimos en el artículo que te compartí hace par de días, que como empleado, estarás siempre en el último eslabón de la cadena de ganancias, ya que tu potencial de ingresos quedará limitado a tu sueldo y bonos ocasionales. Esto se debe a que las grandes ganancias se quedan “arriba”, si quieres volver a leer el post, o no lo has leído aún, puedes hacerlo aquí.

Está muy bien que te sientas cómodo donde estas si dispones de otros complementos con mucho más peso que el sueldo que percibes, pero si eres de aquellos que necesitas incrementar tu rendimiento económico, por favor sigue leyendo, ya que tendrás que cambiar de paradigmas para lograrlo.

Libertad de Movimientos…

Como punto de partida, quedate con la siguiente frase:

“Sin Movilidad no hay Dinero”

O tambien podriamos decir:

“A mayor Movimientos mas Dinero”.

Pudieses estar pensando que esto choca mucho con el antiguo mantra que comentábamos antes, el quedarte quieto en un mismo lugar, en una misma empresa, para crecer dentro de su organigrama.

Pero lo que te esta aportando realmente esa estrategia son dos cosas, una falsa sensación, y una promesa, me explico.

El hacer carrera como empleado de una empresa te da una sensación de seguridad, de que tienes un trabajo fijo, de que a final de mes siempre vas a cobrar un sueldo, no tienes que buscar clientes por tu cuenta sino que tu labor se centrará en una parte de los procesos de la empresa, serás asignado a un proyecto y tus labores se centrarán en ello; una vez termines, alguien más se habrá encargado de conseguir nuevos proyectos y serás reasignado a algún otro, mientras cada fin de mes sigues recibiendo tu sueldo, y vas acumulando días de vacaciones que en algún momento a lo largo del año podrás disfrutar.

Lo que no te ha contado nadie es que, por muy indefinido que sea tu contrato actual, en cualquier momento esta empresa puede prescindir de tus servicios y será allí cuando descubrirás que esa sensación de seguridad no lo era tal.

Además de eso, es muy posible que tu sueldo actual te sea insuficiente, pero te tienes que conformar porque son las franjas salariales en las que se mueve tu empresa, si tienes suerte podrías conseguir ciertas mejoras si lo pides, pero no es lo habitual.

Lo que tienes es una promesa, de que a medida que vayas subiendo de categoría en el organigrama empresarial, irás mejorando tu sueldo, por lo tanto, solo tienes que calcular, en años, cuanto tardarías en llegar a esa cantidad que te dicen ofrecer.

Esto es lo que tiene tu empresa actual, sea la que sea, para ofrecerte, te pueden contar mil historias, pero esto es lo que hay allí para ti, no hay más, si esto no te es suficiente, y entiendo que es así si has llegado hasta aquí en la lectura, significa que tienes que hacer algo diferente.

El que es lo que tienes que hacer parece estar claro, si te quedas quieto donde estás, el mercado te ofrece un camino con cierta seguridad y tranquilidad, pero limitado en cuanto a ingresos.

Si quieres aumentar tu nivel de ingresos, tendrás que moverte, tendrás que decir adiós en donde estás para buscar nuevas oportunidades, y entiendo que esto es un paso que no todos están preparados para dar.

Es normal sentir dudas a la hora de afrontar este cambio, sobre todo si estas en tus primeros años de carrera, o incluso si solo has trabajado en la misma empresa desde que comenzaste.

La pregunta mas normal que todos se hacen es si están técnicamente preparados, (en cuanto a conocimientos en ABAP), para rendir en otro lugar, o si lo que han aprendido en su actual puesto, les va a valer para ser eficiente en un nuevo sitio en donde, como van a ganar más, tendrán más exigencias.

Para no hacer este artículo muy largo, reservaré para una próxima entrada, cual es el plan que recomiendo seguir a aquellos que quieren ir en búsqueda de mayores éxitos económicos dentro de la Consultoría ABAP.

richard-avatar-SM-126x159

Richard Rey

“Programando tu Exito”

Opt In Image
Descarga esta Hoja de Ruta
Si de verdad quieres conectar con tu Profesión ....

Un Plan Detallado que te llevará a capitalizar tus conocimientos y obtener el rendimiento económico que siempre has esperado. 

Entenderás que es lo que te hace sentir que no avanzas, y que pasos tienes que dar para salir del estancamiento. 

 

 

 

Al suscribirme estoy aceptando la Política de Privacidad.

No Comments

Reply