"Porque el éxito se puede Programar" ...

23
Ene

0

Errores frecuentes de novatos en la Consultoría SAP ABAP

¿Cuántas veces nos hemos definido propósitos o metas, nos trazamos un plan a seguir, pero dejamos por fuera ciertas variantes que podrían echar por tierra toda nuestra planificación?

Es bastante común que abandonemos planes simplemente porque aunque avancemos, sigamos viendo la meta demasiado lejos, y de hecho una de las principales causas de fallar en la consecución de nuestro objetivo, es intentar “acotar” camino, tomando “atajos” cuando no corresponden, haciéndonos perder tiempo valioso que termina mermando en nuestra fuerza de voluntad.

Una carrera como Consultor SAP ABAP no está exenta de esto, y más cuando estamos aquí trabajando bajo una metodología en concreto.

Si te has leído mi trayectoria (puedes leerla haciendo clic aquí), ya sabrás que pregono por una carrera en un formato de 3 etapas, en donde las dos primeras son enfocadas a la formación, para poder alcanzar el éxito económico en la tercera.

El problema para muchos es que estas dos primeras etapas las hemos definido para cubrirlas en 4-5 años, y por muy jóvenes que sean, son pocos los que están dispuestos a dedicarle 4-5 años a convertirse en especialistas.

Muchos buscan “atajos”, cualquier cosa que le permita “acortar el camino”, y en la mayoría de los casos, se cometen errores que, si no se atajan a tiempo, pueden repercutir en nuestros objetivos.

Veamos algunos de estos errores típicos:

Escuchar (y aceptar) ofertas cuando no toca.

Este es uno de los errores más comunes de aquellos que están en sus primeros años, específicamente los que se encuentren en la primera etapa, la cual es donde más se requiere de fuerza de voluntad.  

Cuando somos aprendices de primer año, somos conscientes de que nos estamos formando desde la capa más inferior de un organigrama.  Pero cuando empezamos a crecer, a adquirir conocimientos y sentir que esto se nos da bien, empiezan las “voces internas” a hacer su trabajo.

No hemos alcanzado el año de formación cuando nos empezamos a llenar la cabeza con comentarios del estilo de que no se te valora económicamente, que en la empresa X están pagando mejor,  que el antiguo compañero A se fue a la empresa Z y está ganando mucho más que tú, entre otras cosas.

Para que no te pase como a mí y no pierdas dos años completos, te recomiendo encarecidamente que sigas este Plan.

Si estás en la primera etapa de tu formación,  olvídate de los cantos de sirena, tu única preocupación es conseguir aprender lo más que puedas del sistema en un período que abarca unos 2 o 3 años, dependiendo de las oportunidades que recibas.

El escenario ideal es que pases todo tu primer año en tareas de soporte, que son proyectos en donde podrás contar con el margen de tiempo idóneo para ir asimilando todo lo que vayas haciendo, ya que será todo absolutamente nuevo para ti.

Luego de tu primer año, en lugar de estar buscando otro lugar de trabajo donde te paguen más, enfoca tus esfuerzos en participar en un proyecto de implantación completo, de principio a fin, en donde te toparás con otro tipo de exigencias y vivencias que las del primer año.  El promedio de este tipo de proyectos es de 6 a 12 meses, y lo ideal es que te mantengas hasta el final, que formes parte del arranque como tal, que es como se le llama a la puesta de largo del sistema en un entorno de producción.

El período de tiempo de esta etapa es abierto (de 2 a 3 años), dando margen a que, dentro de los 3 años, puedas participar en al menos un proyecto de implantación completo, hay quienes comienzan su carrera directamente en uno, – algo no recomendable desde mi punto de vista – y los hay que tienen dos años seguidos en soporte sin recibir la oportunidad de participar en uno.

Luego de participar en tu primera implementación, un tercer año puede valerte para asimilar lo aprendido, en un proyecto de soporte, o bien reforzar los conocimientos en un segundo proyecto de implantación.   Lo ideal es esto último, pero la realidad de mercado es tal que podemos dar por bueno que durante tus primeros 3 años de experiencia, participes en un único proyecto de implantación.

No preguntar a nuestros compañeros para no ser tachado como pesado.

Con frecuencia, en especial cuando estamos empezando en un lugar nuevo donde no conocemos a nadie, nos cuesta pedir ayuda, evitamos hasta el final el levantar la mano para que nos auxilien con un problema básicamente por dos motivos:

Revelar que no sabemos hacer las cosas.

Ser mal visto por preguntar demasiado.

Tienes que tener claro una cosa, estás en la etapa inicial de tu carrera, tu objetivo es aprender lo más que puedas del sistema, y no eres un ente aislado del resto, sino que formas parte de un equipo. Dentro del equipo hay personas cuya labor, entre otras, es poder ayudarte a ti y a todos los que están aprendiendo, del mismo modo que tu labor es hacer preguntas y asimilar nuevos conocimientos.

En lo personal me fío más de la persona que constantemente pregunta y pide ayuda, de quien se encierra en su mundo y no se le escucha hablar en todo el día.  

No pedir oportunidades a nuestros superiores  

Como ya hemos visto antes, el objetivo cuando comenzamos es conseguir aprender lo más que podamos del sistema, y eso incluye, poder participar en un proyecto de implantación.

Muchas veces, dejamos pasar oportunidades simplemente porque no estamos en el radar del que toma las decisiones. Por lo tanto, uno de los errores más comunes que debemos evitar, es el dar por hecho de que las oportunidades nos llegarán solas.

Va un poco de la mano con el caso anterior, solemos evitar preguntar o pedir cosas para que no nos cataloguen como pesados, pero es nuestro deber ofrecernos, dejarle saber a aquellos que toman las decisiones, que quieres mayores retos, que quieres vivir la experiencia de una implantación completa, y que estás ahí disponible, para que te vayan tomando en cuenta.

Así que ya lo sabes, entra en el radar de las personas claves, ya que son éstas las que te podrán ofrecer las oportunidades de crecimiento que estas demandando.

Acomodarse en la zona de confort

Este punto está enfocado a aquellos que ya han dejado atrás la primera etapa, se encuentran en el punto en donde deben empezar a moverse, buscando aprender del negocio,  o incluso ya están en su etapa de obtener rédito económico. (bien como Freelances o bien en Plantilla).

Suele darse el caso de que te adaptes tan bien a un sitio de trabajo, que te cuesta pensar en dejarlo, aunque sabes que es el siguiente paso de tienes que dar para tu crecimiento, y para la consecución de tus objetivos.

Esto ocurre en muchas facetas de la vida, y va relacionado con nuestro impulso natural a buscar siempre la seguridad. Permanecer en nuestra zona de confort va de la mano con mantenernos en una “zona segura”; donde conocemos como funcionan las cosas, conocemos a las personas, y éstos nos conocen a nosotros.

Si encuentras un lugar en donde te sientas bien, y te consideres bien remunerado, no necesitas cambiar, pero si a pesar de que algo no te encaje, no te atreves a cambiar por miedo a lo desconocido, es un problema que hay que atajar.

Recuerda que, bien sea que estés persiguiendo aprender del negocio, o bien que estés persiguiendo el rédito económico a tu profesión,  el mejor camino es realizar ciclos cortos e ir cambiando de proyectos, ya que cada nueva organización te aportará algo a nivel integral.

No saber elegir las ofertas

Supongamos que el punto anterior no va contigo y estas decidido a buscar nuevos horizontes, o al menos crees que deberías cambiar, estás en un punto donde te llegan ofertas pero no sabes decidir si en este instante te conviene moverte o esperar por una mejor oportunidad – estoy asumiendo que a estas alturas ya tienes claro que durante tu primera etapa de formación, esta opción ni te la plantearás -.

Cuando no estás seguro si una oferta te conviene tomarla o dejarla pasar, la mejor vía – para mí – que tienes para resolver esta duda, es hacerte la siguiente pregunta:

¿Cuánto tardarías en tu trabajo actual, en alcanzar la posición  (nivel de tareas/responsabilidades que te ofrecen) y el sueldo que te están ofreciendo en el sitio nuevo?

Si consideras, que en tu empresa actual, tardarías menos de un año en alcanzar esos parámetros, quiere decir que la oferta no es lo suficientemente buena para tomarla.

Si por el contrario, sientes que, al irte a esta nueva compañía, estarás ganándole un año al sistema, (mejores condiciones y mejores oportunidades de crecimiento), estás ante un tren que no deberías dejar pasar.

Aunque recalco una vez más, esto solo aplica para aquellos que han dejado atrás su etapa inicial de aprendizaje ABAP, y están en búsqueda de aprendizajes del Negocio, o aquellos Freelances que van en búsqueda de la satisfacción profesional/económica en esta profesión.

La idea es que este artículo sea dinámico, y sea editado cada vez que vayan surgiendo errores de interés para todos, a medida que vaya apuntando alguno nuevo, iré editando esta entrada para añadirlo, pero me gustaría que entre todos podamos colaborar en el mismo.

Si tienes cierto recorrido y has identificado algún error que no se encuentre aquí reflejado, añádalo a los comentarios, o déjamelo saber para incluirlo en el artículo.

richard-avatar-SM-126x159

Richard Rey

“Programando tu Exito”

Opt In Image
Descarga esta Hoja de Ruta
Si de verdad quieres conectar con tu Profesión ....

Un Plan Detallado que te llevará a capitalizar tus conocimientos y obtener el rendimiento económico que siempre has esperado. 

Entenderás que es lo que te hace sentir que no avanzas, y que pasos tienes que dar para salir del estancamiento. 

 

 

 

Al suscribirme estoy aceptando la Política de Privacidad.

No Comments

Reply