"Porque el éxito se puede Programar" ...

22
Ene

0

Como destacar en un Proceso de Selección

Lo recuerdo como si fuese ayer, aquella empresa en la que siempre quise trabajar desde mis tiempos universitarios amanecía de puertas abiertas, estaban buscando caras nuevas por un cambio de dirección estratégica, y no tardé en acercarme a su sede con mi CV en mano.

De la emoción al salir de casa, no tarde en pasar a la desilusión al ver la gran montaña de CVs que se aglomeraban en la recepción, y al comprobar que el mío rápidamente se iba perdiendo entre el montón, ya me quedaba claro que hasta ahí llegaban mis esperanzas de ser seleccionado.

Aquello se me asemejaba a un bosque, en el cual mi CV representaba uno de tantos árboles comunes y corrientes que lo componen, la sensación era la misma que si marcase un árbol cualquiera con un símbolo y me parase en un extremo del bosque, podría pasarme horas y horas tratando de encontrar ese árbol marcado, ya que no había nada que lo diferenciase del resto más allá que aquella pequeña marca, al igual que los encargados de selección podrían pasarse horas sumergidos en aquella montaña de CVs hasta encontrar el mío, en el que no había mayor distinción que mis datos personales.

No conozco tu historia, pero es muy posible que hayas vivido alguna vez, una sensación similar, esa sensación de ser invisible ante los demás, de no ser capaz de demostrar de alguna manera que tienes algo diferente que aportar al mundo, es una sensación muy desagradable, que desemboca en tristezas y afecta nuestros estados de ánimo por el rechazo.

Tardé algún tiempo en darme cuenta que el problema no estaba en el tamaño del bosque, sino en que todos los árboles eran verdes, mi problema no estaba en la gran montaña de CVs acumulados en aquel escritorio, sino en que el mío no era capaz de destacar sobe los demás, en el mío no se podía encontrar nada que no se haya ofrecido ya en algún CV anterior, , e incluso, la forma en que yo presentaba mi propuesta era la misma como lo hacía el resto, por lo que si alguna vez mi CV llegó a estar en manos de alguien, me la jugaría a que sería imposible que dicha persona se pudiese acordar de ello.

El problema no era que el bosque es muy grande, sino que ningún árbol era de color amarillo, no había nada en ningún árbol que le permitiese destacar sobre los demás, no tenían algo diferente que ofrecer, daba igual cual árbol iba a ser el elegido, ya que todos ofrecían más o menos las mismas prestaciones.

Daba igual cual CV iba a ser el elegido de aquel escritorio, ya que todos ofrecían más o menos las mismas prestaciones.

Ser seleccionado pasaba a ser una cuestión de azar, más que una cuestión de méritos propios.

Por increíble que parezca, esto pasa en prácticamente todas las fuentes de trabajo, tanto en las oportunidades profesiones como en trabajos no cualificados.

Nos preguntamos muchas veces por  qué nuestro CV es olvidado, o por qué nuestra tarjeta de presentación terminaba en un cajón abandonado, o en el cubo de la basura, y la respuesta siempre estuvo allí, si queremos destacar en medio del bosque, debemos ofrecer algo diferente, como aquel árbol de hojas amarillas.

Antes de continuar, por favor responde estas dos preguntas:

  • Cuándo has necesitado el teléfono de alguien, ¿dónde sueles buscar, en una tarjeta de papel, o en la agenda de tu teléfono móvil?
  • Cuando recibes los datos de un nuevo contacto de tu interés, ¿guardas la tarjeta de papel en tu bolsillo, o apuntas en tu agenda directamente su número de teléfono?

No arriesgo en intuir que en la mayoría de los casos, la agenda de tu teléfono es el lugar donde almacenas este tipo de información, mientras que aquellas tarjetas de presentación en papel que has recibido, terminarán cogiendo polvo en algún rincón de tu casa.

Luego, si esto ocurre así con las tarjetas de presentación, por muy elaboradas y bonitas que éstas sean,  ¿Qué te hace pensar que un CV en papel pudiese tener un final diferente? Sobre todo si junto a tu CV llegan otros tantos a la bandeja de entrada del empleador.

Creo que ya tienes claro que el papel está siendo sustituido por otros formatos digitales, pero puede que te estés preguntando, ¿qué pasa con los CVs en formato WORD o PDF o los perfiles en LinkedIn?

Los primeros, son formatos para ser enviados por correo electrónico, generándose el mismo efecto en la bandeja de entrada de un empleador que si se llevasen impresos, al cabo del día habrá una acumulación tal de correos, que será difícil destacar (volvemos a caer en el bosque).

Los perfiles en LinkedIn son una muy buena alternativa, y cada vez se está potenciando más su uso, ya que permite a tu empleador acceder a tus datos a solo un clic de distancia.

Sin embargo, aún no logramos entrar directamente en la agenda telefónica del empleador, por lo que tenemos que seguir escarbando ….

Presentando la eCard

Imagina si existiese un formato con el cual puedas entrar directamente en la agenda telefónica de un empleador/reclutador, a quien no solamente puedes compartirle un enlace web, sino que puedas incluso compartirle la ficha de contacto para que, con un simple clic, éste pueda guardar tus datos en su propio teléfono móvil.

Se trata de llevar el concepto de un CV-Tarjeta de Presentación a un formato digital, que puedas compartir directamente desde tu teléfono a través de aplicaciones de mensajería como WhatsApp, por Redes Sociales o por SMS.

Esto funciona así…

…Tienes una primera toma de contacto, (presencial o telefónica), con un empleador o reclutador, en la que éste te pide que le envíes tu CV, y a diferencia del resto de candidatos, en vez de enviarle tu CV por correo electrónico, lo que harás es enviarle un enlace directamente a su teléfono móvil, con el cual, al hacer clic, lo llevará directamente a tu Tarjeta de Presentación Digital, en donde podrá visualizar de manera condensada tu información profesional (la misma que información que se indica en un CV, pero en formato web), y además podrá, con tal solo pulsar una opción, guardar tus datos personales (nombre, teléfono, correo, etc.), en su agenda telefónica directamente.

Con esto, mientras el resto de candidatos están condensados en el bosque que representa la bandeja de entrada del empleador, tú ya vas un paso por delante, al haber conseguido entrar directamente en su agenda telefónica con todos tus datos a un clic de distancia.

Más adelante en el tiempo, te encuentras en una reunión social, hablando con una persona que cumple las condiciones para convertirse en un potencial cliente para ti, luego de una amena conversación, en vez de compartirle una tarjeta en papel como se solía hacer en estos casos, le compartes un enlace a tu Tarjeta Digital.

Si antes, luego de una mirada rápida, la tarjeta en papel iba a parar al bolsillo o billetera de esta persona para no ser sacada jamás, el enlace a la Tarjeta Digital generará la suficiente curiosidad para que entre de inmediato a ver tu información, e incluso guardar de una vez tu ficha de contacto en su agenda telefónica…

A este cambio de paradigma lo llamo eCards, y en el siguiente enlace te cuento como puedes hacerte con la tuya:  

Tarjeta de Presentación Digital

richard-avatar-SM-126x159

Richard Rey

“Programando tu Exito”

Opt In Image
Descarga esta Hoja de Ruta
Si de verdad quieres conectar con tu Profesión ....

Un Plan Detallado que te llevará a capitalizar tus conocimientos y obtener el rendimiento económico que siempre has esperado. 

Entenderás que es lo que te hace sentir que no avanzas, y que pasos tienes que dar para salir del estancamiento. 

 

 

 

Al suscribirme estoy aceptando la Política de Privacidad.

No Comments

Reply